Archivo de la etiqueta: Mariano Zufia Urrizalqui

El primer mitin de los carlistas terminó a tiros

Joxemi Saizar

Revista Galtzaundi –Octubre de 2001

Sucedió hace 25 años, el 3 de octubre de 1976. se celebraba el primer mitin del Partido Carlista, después de cuarenta años, en el frontón Beotibar de Tolosa, y tras sacar la pistola un ultraderechista, la policía nacional entró a tiros al recinto.

En julio se había celebrado un mitin unitario, de varios partidos: P.N.V., .P.S.O.E., P.C.E. y E.K.A. (Euskal Herriko Karlista Alderdia) en el frontón Anoeta de San Sebastián. Ese día se celebró el primer mitin de un partido político en solitario con el fin de presentar su programa político. Para ello se obtuvo  el permiso del gobierno Civil. Se colocaron miles de carteles con los colores de la ikurriña por las calles de Euskal Herria anunciando a los oradores; Epifanio Larrañaga de Azpeitia, Gabriel Zubiaga de Donostia (procurador en Cortes), Luis Uruñuela de Bilbao, Tomás Zabala de Tolosa y Mariano Zufía de Pamplona. Sigue leyendo

Anuncios

Montejurra, 30 de años de impunidad sobre la matanza con más testigos (2006)

Gara

30/04/2006

Apenas dos meses después de la masacre del 3 de marzo de 1976 en Gasteiz, otro rincón de Euskal Herria se tiñó de sangre hace ahora 30 años. La reunión anual de los carlistas en Montejurra fue atacada por fascistas con el apoyo de la Guardia Civil. Murieron dos personas. Manuel Fraga, entonces ministro de Gobernación, sigue como senador. Ni siquiera «el hombre de la gabardina» fue condenado por ello.

El día amaneció gris y con un intermitente sirimiri en ese 9 de mayo de hace 30 años. Para las 6.30 de la mañana la cumbre de Montejurra estaba ocupada militarmente por diversos grupos de los llamados «sixtinos» o seguidores de Sixto de Borbón, hermano de Carlos Hugo. El propio Sixto y su Estado Mayor habían pernoctado en el Hotel Iratxe, en las faldas de la montaña. A las 7.30 de la mañana llegaban casi 300 guardias civiles y policías con material antidisturbios y se distribuían por los alrededores de Montejurra, en cuya cima se encontraban además guardias civiles adscritos a los cuarteles de Lizarra y Abartzuza. Sigue leyendo

Montejurra 78: socialismo y viacrucis (1978)

Montejurra 78 socialismo y viacrucis (1978)

Gonzalo Goicoechea, Triunfo, nº 798, 13/05/1978, pp. 30-31.

Se hace necesario explicar el ambiente que en Navarra se respiraba días antes. Los fascistas atacaban de nuevo. Amplios sobres distribuían, mediante el correo, unos panfletos que no tienen desperdicio. Eran –otra vez- la baba y la amenaza en el aire. En uno de los panfletos, la comunión tradicionalista navarra, incapaz de más, decía los tópicos de siempre: separatismo y comunismo (…) Sixto –traidor para los carlistas- osaba en el tercer comunicado hacer una declaración política en la que rechazaba cualquier incorporación de Navarra a Euskadi (…) La comunión tradicionalista-carlista se consideraba desplazada por el PC y terminaba amenazando como siempre: “La CTC quiere dejar clara constancia de que no será responsable de nada de lo que ocurra el próximo sábado 7 de mayo en Montejurra”.

“Euskadi, la brisa de Montejurra” y “La muerte de don Francisco Javier de Borbón Parma” (1977)

“Euskadi, la brisa de Montejurra” y “La muerte de don Francisco Javier de Borbón Parma” (1977)

Peru Erroteta, Triunfo, nº 746, 14/05/1977, pp. 14-15.

Aparece también otro argumento más en la prohibición del Montejurra, que parece encajar con las desautorizaciones del Aberri Eguna y del Primero de Mayo. Sumergidos ya en la lista electoral, no parece resultar muy confortable para el Gobierno y para la vocación de futuro de algunos de sus integrantes cualquier acto político de la oposición susceptible de aportar dividendos a las urnas. Ya se dijo que aun a costa de perder imagen democrática, el Gobierno optó por la prohibición del Aberri Eguna ante la no descabellada posibilidad de que hubiera podido transformarse en un plebiscito por la autonomía de Euskadi. Algo parecido ocurrió con el Primero de Mayo, que de haberse celebrado libremente hubiera puesto de manifiesto el protagonismo de los trabajadores en el cambio político. Y en el caso de Montejurra, de no haber mediado la prohibición, podría haberse quebrado la línea divisoria entre partidos legales e ilegales y, en el fondo, la constatación de una realidad discriminatoria.

“La cita de Montejurra” y “Partido Carlista: 150 años de historia sin legalizar” (1977)

“La cita de Montejurra” y “Partido Carlista 150 años de historia sin legalizar” (1977)

Miguel Salabert, Triunfo, 744, 30/04/1977, pp. 14-15. También incluye un artículo de Mariano Zufia Urrizalqui, secretario general de Euskadiko Karlista Alderdia (EKA).

“La Javierada carlista” y “Montejurra: Mirando hacia atrás” (1977)

Punto y Hora de Euskal Herria, nº 35, (12-18 mayo 1977), portada y pp. 6-11.

Sigue leyendo